martes, 18 de agosto de 2009

Fumar agrava las consecuencias de la

esclerosis múltiple



Las personas con esclerosis múltiple que fuman tienen mayor riesgo de sufrir una atrofia cerebral así como otras lesiones cerebrales propias de esta enfermedad del sistema nervioso central, según un estudio que se publica en Neurology.

17 de Agosto de 2009 - DIARIO MEDICO.com
Para llegar a esta conclusión, Robert Zivadinov, profesor asociado de la facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) y autor principal de la investigación, analizó los escáneres cerebrales de 369 personas de una media de 44 años de edad que habían sido diagnosticadas de esclerosis múltiple una media de 12 años atrás. Al ser interrogados, 240 se declararon no fumadores, 96 confesaron fumar -categoría en la que entraron quienes consumían más de 10 cigarrillos al día- y 32 aseguraron ser ex-fumadores -aquellos que habían abandonado el hábito al menos seis meses antes del inicio del estudio-.

Los resultados revelaron que los fumadores aquejados de esclerosis múltiple padecen hasta un 17 por ciento más de lesiones cerebrales. Asimismo, el tamaño de su cerebro es menor y tienen los ventrículos un 13 por ciento mayores. Y es que, "fumar potencia la gravedad y progresión de la enfermedad", apunta Zivadinov. El mismo estudio señala, además, que los fumadores afectados por este trastorno neurodegenerativo tienen mayor probabilidad de sufrir problemas motores.

1 comentario:

Emma dijo...

es curioso, yo dejé de fumar (hace 20 años) porque se me aflojaban las piernas con la primer pitada, seguramente eso ha infuído, pero hace 20 años que dejé de fumar, mucho antes de mi primer brote (neuritis óptica hace 15 años) la pregunta es: ¿cómo se puede revertir el daño?